La Salud Bucodental está directamente relacionada con la salud general del organismo y la calidad de vida de cada uno de nosotros, tal y como ya hemos expuesto en este blog de Clínica Dental Lucía Diéguez en Ourense, en repetidas ocasiones. Y ello ocurre igual en adultos que en niños.

En el caso de los niños una mala salud oral puede desencadenar un bajo rendimiento académico, según las conclusiones de un estudio realizado por la Escuela de Odontología de Ostrow de Polonia.

¿Por qué la salud oral afecta al rendimiento escolar?

Esta investigación analizó a casi 1500 niños de escuelas primarias y secundarias de familias con dificultades socio-económicas, tratando de establecer una relación directa entre los alteraciones orales y el impacto que pueden causar en el rendimiento escolar de los menores.

Los investigadores descubrieron que un 73% de los niños tenían caries, estableciendo bajo este parámetro una conexión entre salud oral y bajo rendimiento escolar, encontraron que la mayoría de niños que se quejaron de dolores en los dientes presentaban mayores probabilidades de tener calificaciones más bajas o por debajo de la media, en comparación con los niños sin dolor bucodental, principalmente porque los niños que se quejan de este tipo de problemas suelen faltar más a la escuela; una media de unos seis días al año, a diferencia de los compañeros que están sanos.

Otro de los motivos de la modificación en el rendimiento escolar en niños con problemas bucodentales se debe a que la cavidad bucal permite hablar, reír, comer, de tal forma que las alteraciones en la boca suponen un problema para su realización y ello puede llevar a provocar problemas de peso, baja autoestima, irritabilidad, dificultades de pronunciación, alteraciones del sueño, falta de concentración. Y todo ello, no hay duda que provoca que los niños no estén en condiciones para aprovechar al máximo la escuela.

Claves para una buena salud bucal en la infancia y que ésta no afecte al rendimiento escolar

El cuidado adecuado de los dientes y encías en niños, lo que incluye el cepillado dental de forma adecuada, el uso de seda dental y enjuague bucal diario con productos con flúor, además de llevar una dieta equilibrada evitando el consumo de almidones y azúcares, y por supuesto, acudir a revisiones bucodentales con su odontopediatra, evita estos problemas y ayudará a una buena salud bucodental de adultos.