Los pacientes con trastornos mentales están sometidos a un mayor número de factores de riesgo de enfermedades bucodentales. Ello debido a los efectos secundarios de las medicaciones que consumen, la falta de autocuidado, la dificultad para acceder a atención, la actitud hacia los profesionales sanitarios y también la falta de cooperación en los tratamientos dentales.

Los trastornos mentales más comunes en nuestra población incluyen a la depresión,considerada un problema de salud pública a nivel mundial, la ansiedad, la esquizofrenia, el trastorno bipolar y la demencia.

En trastornos como la ansiedad y la depresión, el mayor problema está en la pérdida del interés hacia la salud, lo que deriva en una mala higiene. Las patologías bucodentales más frecuentes en estos pacientes son las caries y las enfermedades periodontales.

A continuación, de forma breve, vamos a describir las patologías bucales más frecuentes en pacientes con depresión.

Depresión y Salud Bucal

En pacientes con depresión suele ser frecuente la presencia de enfermedades bucales tales como caries dental, gingivitis, xerostomía, candidiasis oral, lesiones orales y trastornos de la articulación temporomandibular.

En general, la prevalencia de estas enfermedades bucodentales son consecuencia de la medicación antidepresiva que se utiliza, especialmente la xerostomía o sequedad bucodental.

Por este motivo, es importante que desde las Clínicas Dentales podamos llevar a cabo labores de educación dental preventiva para estos pacientes con el fin de evitar posibles complicaciones.

Debe insistirse en el uso de saliva artificial, enjuagues bucales y aplicaciones tópicas de fluoruro, además del tratamiento de la candidiasis cuando esté presente.