La ortodoncia mejora el equilibrio corporal

La oclusión dental es el contacto entre los dientes superiores e inferiores al cerrar la boca. La ortodoncia, además de mejorar la estética de la sonrisa, busca que esta oclusión sea lo más perfecta posible para evitar problemas funcionales, dolor mandibular, diastemas o apiñamientos. Según las conclusiones de dos nuevos estudios realizados por investigadores de la Universidad de Innsbruck en Austria y de la Universidad de Barcelona, y publicados en las revistas Motor Control y Neurosciencie Letters, existe una relación directa entre una mala oclusión dental y el control de la postura corporal.

Un tratamiento de ortodoncia para corregir la maloclusión y llevar las mandíbulas del paciente a un punto neutro, mejorará el control postural tanto en situación dinámica como estática.

En este blog ya hemos hablado de la relación directa que existe entre la salud bucodental y el rendimiento deportivo, algo que vienen a corroborar los resultados de estas dos nuevas investigaciones. La maloclusión dental en deportistas puede ser determinante en la consecución de sus metas y en la prevención de lesiones tales como torceduras, distensiones y fracturas a consecuencia de deseguilibrios inesperados a medida que aumenta el nivel de fatiga y disminuye la capacidad de reacción del cuerpo.

Los autores del estudio señalan que esta correlación no afecta tanto en el día a día y en condiciones estáticas, pero sí destacan que existen patologías y condiciones, como puede ser la obesidad, que agraven la inestabilidad corporal y empeoran el control de la postura hasta el punto de aumentar el riesgo de caídas.

Estos estudios también analizaron la vinculación con la alineación dental. En una primera investigación se tuvo en cuenta el tipo de oclusión dental y si había existido un tratamiento de ortodoncia previo. Los resultados pusieron de manifiesto que las alteraciones en la alineación de los dientes se relacionaban con un peor control del equilibrio estático. Es decir, que corregir la posición de los dientes mediante una ortodoncia para lograr una mejor alineación dental también beneficiaría el equilibrio y el control postural.

Desde la clínica dental Lucía Diéguez, en Ourense, insistimos siempre en la importancia de corregir la maloclusión dental, y ahora lo hacemos con el nuevo y demostrado argumento de que una mala oclusión dental genera desequilibrios en la postura corporal incrementando el riesgo de caídas y disminuyendo la falta de reacción del sistema motor.