La realización de las actividades al aire libre provoca un aumento de los traumatismos dentales, y si bien gracias a los avances en el ámbito de la implantología en los últimos años, en los adultos reparar o sustituir una pieza dañada o perdida es la mejor alternativa, no lo es en el caso de niños y adolescentes, en los que es recomendable esperar a que finalice su desarrollo bucodental, aproximadamente a los 18 -20 años​. Así que, en este sentido, el mejor consejo que podemos daros es: precaución.​

Durante las vacaciones cambiamos nuestras rutinas, lo que afecta directamente a nuestros hábitos de cuidado de la salud bucodental. Tomamos más bebidas azucaradas, picamos más entre horas, salimos más veces a comer y a cenar sin que ello lo acompañemos de una correcta limpieza bucal.  Y aunque las caries no aparecen de forma inminente, el verano  es un buen momento, por todos estos motivos,  para que empiecen a gestarse.

 

Hay, además, otro factor del que poco se suele hablar sobre su relación con la salud bucodental, y es el calor. Las elevadas temperaturas, la exposición al sol, la realización de ejercicio al aire libre, provocan que el cuerpo pierda más agua y sales minerales y sea necesario extremar la hidratación. De lo contrario, se producirá sequedad en la boca, el organismo producirá menos saliva y con una mayor densidad, perdiendo parte de sus propiedades lubricantes y de limpieza e incrementando las posibilidades de sufrir aptas, boqueras, caries y enfermedad de las encías.

lucia dieguez verano

Desde Centro Dental Lucía Diéguez​ queremos insistir en:

  • La importancia del cepillado, sobre todo antes de acostarnos, ya que durante la noche los ácidos que destruyen los dientes se forman con mayor facilidad al disminuir la secreción salival;
  • Mantener una dieta saludable, sin abusar de bebidas azucaradas ni helados, ya que, además, pueden provocar hipersensibilidad dental;
  • Evitar la ingesta de bebidas alcohólicas, que pueden provocar infecciones bucodentales;
  • Incrementar el consumo de agua a lo largo del día y frutas de temporada.

Pero no todo son desventajas para nuestra salud bucal, la época estival supone mayor tiempo libre, es decir, mayor tiempo para realizar un control bucodental  e incentivar a los niños a seguir una correcta higiene estén donde estén, ya que existen pequeños pero completos kits de higiene bucodental que puedes llevar siempre contigo.

Y recuerda… ¡tu salud bucodental no se va de vacaciones!