Odontopediatría y bruxismo

Rechinar los dientes no es una cuestión solo de adultos. Cada vez más niños de entre 6 y 10 años aprietan los dientes de manera descontrolada e inconsciente por la noche. A este trastorno se le denomina bruxismo dental, y se trata de un problema de salud bucodental al que hay que prestarle atención.

Aunque existen diferentes causas que pueden provocarlo, puede ser la consecuencia de una acción fisiológica inconsciente o bien resultado de una situación de estrés. Esta última es la causa más habitual y muchas veces requiere del trabajo en equipo del odontopediatra y de otros especialistas sanitarios. Es necesario resolver el problema de base para que el tratamiento que lleve a cabo el odontopeditra sea eficaz para garantizar la salud bucodental del niño.

El rechinar de los dientes no es una alteración que los padres deban obviar. El bruximos puede desencadenar otros problemas bucodentales derivados de la excesiva presión que el niño ejerce sobre las piezas dentales y la mandíbula inferior,  además de dolores de cabeza, cuello, cara, oídos, mandíbula, espalda.

El papel del odontopediatra en los casos de bruxismo es fundamental para evitar problemas e incluso lesiones irreversibles. En nuestra clínica dental, la odontopediatra Lucía Diéguez, recomienda tratar la causa que genera el rechinar de los dientes y valora la necesidad de que el paciente use una placa o férula de descargar,que evitará un exceso de presión en los dientes, huesos y músculos de la boca.

En algunos casos el bruxismo se asocia a un patrón parafuncional normal coincidente con el cambio de dentición. En estos casos los niños de bruxan, en un alto porcentaje, a medida que crecen el problema desaparece. Pero, a pesar de que el bruxismo infantil no necesariamente progresa a bruxismo
en el adulto, sin embargo, el odontopediatra debe poner el tratamiento que corresponda.

Ante el menor síntoma de que tu hijo pueda padecer bruxismo consulta con un odontopediatra. Una atención personalizada a tiempo evitará problemas posteriores en la salud oral y general del niño.