Educación bucodental: familia, odontopediatra y escuela

La educación bucodental es el pilar de la salud oral. Nunca está de más recordar la importancia de la educación bucodental a cualquier edad, pero en especial en los niños. La infancia es una etapa crucial para el desarrollo de aptitudes y capacidades que favorecen el bienestar y, por tanto la salud, y que pueden prolongarse el resto de la vida. Es importante introducir desde la infancia más temprana hábitos de higiene bucodental que pueden acompañar a los niños a lo largo de toda su vida y evitarles muchos problemas, tanto de salud bucal como de salud en general. El cuidado bucodental es una parte muy importante del cuidado personal y de la felicidad. Una boca sana, es una boca feliz, con todas las implicaciones emocionales, sociales, económicas y sanitarias que ello tiene.

Tanto desde la familia,como desde las escuelas y las clínicas dentales debemos de establecer estrategias coordinadas para enseñar a los niños a lavarse los dientes de forma correcta y a hacerse responsables del cuidado de su higiene bucal.  Familiarizar a los más pequeños con la higiene bucal y el cuidado de su salud bucodental puede hacerse de múltiples maneras, pero es conveniente hacerse a través de juegos, música, dibujos animados… para que se convierta en algo divertido y entretenido. Una estrategia que no falla con los niños es la de imitación de sus cuidadores y padres.

En esa estrategia de educación bucodental no pueden faltar las visitas al odontopediatra para prevenir y educar a los niños en los problemas bucodentales. Al menos una revisión anual puede ser de gran ayuda para educar, prevenir y tratar las posibles patologías bucales, entre ellas la caries como gran protagonista, así como problemas de maloclusión.

Educación Bucodental

Educación alimentaria y educación bucal

Al mismo tiempo que se debe enseñar a los niños a hacerse responsables del cuidado de su salud bucal es necesario enseñarles la importancia de una dieta sana y equilibrada con escaso protagonismo de azúcares, alimentos pegajosos, excesivamente duros; algo que no solo repercutirá positivamente en su salud oral. En este sentido es importante recordar la relevancia de que los niños usen flúor en pastas dentales y/o colutorios para proteger sus dientes de la caries, la erosión…