Mordida cruzada, una maloclusión muy común en las clínicas de ortodoncia

La mordida cruzada es uno de los problemas de maloclusión más comunes en las consultas de ortodoncia. En Clínica Dental Lucía Diéguez, en Ourense, son muchos los pacientes que presentan esta alteración en el alimeamiento de los dientes.  Es especialmente importante detectarla cuanto antes, mejor en la infancia,  para comenzar un tratamiento temprano y  evitar complicaciones más graves en cuanto de por sí provoca alteraciones de la funcionalidad y, por supuesto, alteraciones estéticas, impidiendo lucir una sonrisa bonita.  Si bien es cierto, que también es uno de los tipos de maloclusión que se resuelve de forma sencilla.

Los pacientes con mordida cruzada presenta un paladar profundo y estrecho. Este tipo de maloclusión provoca problemas al morder, ya que los dientes no reciben las fuerzas adecuadamente. Esto, por su parte, puede causar daños en los dientes y en la encía que los rodea. Los daños en la encía se deben prevenir para prevenir la aparición de enfermedades de las encías como gingivitis o periodontitis.

Tipos de mordida cruzada. ¿Cómo se corrige con ortodoncia?

Existen dos tipos de mordidas cruzadas:

  • Mordidas cruzadas anteriores:  los dientes delanteros superiores caen detrás de los dientes delanteros inferiores al morder.
  • Mordidas cruzadas posteriores: los dientes superiores caen dentro de los dientes inferiores de un lado al morder.

Para solucionar una mordida cruzada lo primero es realizar las pruebas diagnósticas necesarias para tener toda la información sobre la salud bucal del paciente y poder planificar y personalizar su tratamiento de ortodoncia para obtener el mejor resultados posible. En niños pequeños, de 4 a 6 años, con dientes de leche el tratamiento puede ser muy simple, no necesitando, a veces, aparato de ortodoncia. Sin embargo, para los más mayores, la ortodoncia es la mejor opción.

Los niños no necesitan tratamientos largos y complejos para solucionar esta maloclusión. En el caso de los niños, la mordida cruzada se trata durante uno o dos meses mediante el uso de ortodoncia interceptiva. Esta ortodoncia tiene como objetivo guiar el crecimiento adecuado de los huesos. Se suele realizar con un aparato “expansor”. El procedimiento consiste en fijarlo en el paladar para que se ensanche de forma progresiva.

En adultos, existen más opciones. El paciente puede optar por tratamientos de ortodoncia tradicionales o por soluciones más estéticas, como los tratamientos de ortodoncia transparente Invisalign. El paciente, junto al ortodoncista, y tras un análisis de la salud oral del paciente y de su estilo de vida, podrá elegir el tratamiento de ortodoncia que considere más adecuado tras escuchar las recomendaciones de su dentista.

Por tanto, si notas que tu mordida, o la de tus hijos no es la adecuada, no esperes y pide cita cuanto antes con un ortodoncista.