¿Qué relación existe entre la salud bucal y la neumonía?

Tanto en este blog como en las redes sociales de Centro Dental Lucía Diéguez, en varias ocasiones hemos intentado trasladar a nuestros lectores la importancia que tiene y la relación directa que existe entre la salud bucal y la salud general.

Hemos dedicado artículos a la relación entre una mala mordida y el rendimiento deportivo, la falta de equilibrio corporal y el mayor riesgo de lesiones, o la relación entre la salud oral y las patologías coronarias. Una higiene bucal deficiente es el desencadenante de caries, periodontitis, enfermedades que pueden derivar en otras crónicas y asociadas a una gran mortalidad. Son varias las investigaciones que acreditan una relación estrecha entre la salud bucodental y patologías cardiovasculares o algunos tipos de cáncer.

Una nueva investigación realizada en Estados Unidos, de la que se hace eco el periódico digital odontoespacio.es, concluye como aquellas personas que no acuden a la consulta del dentista presentan un 85 por ciento más de riesgo de desarrollar neumonía frente a quienes sí acuden al menos dos veces al año a revisión con su odontólogo.

El organismo está repleto de microorganismos, algunos de los cuales juegan un papel esencial. Es el caso, por ejemplo, de algunas especies bacterianas de la flora intestinal y del microbioma oral. Pero algunos de estos microorganismos son nocivos y pueden llegar a causar enfermedades. Así sucede cuando, entre otras muchas bacterias, algunas especies de estreptococos y de estafilococos son accidentalmente inhalados o aspirados y llegan a los pulmones, en los que pueden originar una neumonía.

La higiene bucal previene la neumonía

Las infecciones bacterianas del tracto aéreo superior son ocasionadas por la aspiración de “gotitas” provenientes de la boca o garganta en dirección a los pulmones. Diversos estudios han demostrado una tasa mayor de mortalidad por neumonía en aquellos pacientes que experimentan un porcentaje mayor de problemas gingivales.

Cepillarse los dientes varias veces al día durante al menos 2 minutos, utilizando pasta dentífrica con flúor, seda dental o cepillos interproximales y colutorio bucal, puede prevenir enfermedades bucales y respiratorias, como la neumonía.  Así lo confirma otra investigación, realizada también en Estados Unidos, avalada por la Asociación Dental Americana.