Odontopediatría: educación en salud bucodental

En Centro Dental Lucía Dieguez, situado en Ourense, somos especialistas en Odontopediatría, por lo que la salud bucodental de los niños es una de nuestras preocupaciones. Es por ello, por lo que en nuestra clínica dental no solo tratamos problemas orales sino que nuestra odontopediatra presta especial atención a la prevención a través de la educación en salud oral.

La doctora Lucía Diéguez, odontopediatra insiste en la importancia de prevenir malos hábitos así como de tratar de corregirlos cuanto antes. Una de las herramientas fundamentales en ese  aspecto es la de enseñar con el ejemplo.

¿Cuáles son los malos hábitos de salud oral más habituales en los niños según nuestra odontopediatra?

  • Higiene deficiente con cepillos y pastas inadecuados. La higiene bucal tras cada comida e incluso, también, tras tomar dulces, durante entre 3 y 5 minutos es el paso fundamental para una buena salud bucal. Para ello es necesario el uso de pastas y cepillos infantiles hasta los 12 años. De no hacerse así, el exceso de flúor puede provocar manchas en los dientes.
  • Chuparse el dedo. Este mal hábito ejerce una presión continuada sobre los dientes y sobre el paladar superior alterando la arcada, la estética facial y de la sonrisa. Si el hábito es corregido pronto, es posible que con el crecimiento el problema se corrija. Sin embargo, si el hábito de chuparse el dedo continúa, lo mejor es acudir al odontopediatra para que ayude a los padres en la búsqueda de soluciones.
  • Mojar el chupete en azúcar. Es cierto que por suerte es una práctica menos frecuente pero que en nuestra consulta de odontopediatría seguimos viendo de vez en cuando. Es una práctica totalmente desaconsejada por los odontopediatras ya que puede generar caries.
  • Alimentación con exceso de azúcares. Exceso de golosinas, de zumos de frutas… son un gran enemigo para salud bucal. Lo ideal es evitar su consumo indicando a los niños otras alternativas más saludables. Y en las ocasiones en las que no ses posible, lo ideal es que el niño se lave los dientes después de su consumo.
  • Rechinar los dientes por la noche. Es frecuente que los niños con dientes de leche rechinen los dientes por la noche. Lo más importante en estos casos, es que una vez que la salud bucodental del niño ha sido revisada por el odontopediatra, es controlar que el problema no se repita tras la erupción de los dientes definitivos.
  • Abusar de la comida triturada tras la aparición del primer diente. El acto de morder durante los primeros meses de vida supone un estímulo para la encía y los músculos faciales. Los odontopediatras recomiendan introducir alimentos sólidos de forma progresiva desde la aparición del primer diente de leche.
  • Retrasar la primera visita al dentista. Aunque no se aprecie ningún problema bucodental, los odontopediatras recomiendan que los niños acudan por primera vez al dentista entre los dos y tres años para una revisión de su salud oral. Esa revisión debe repetirse al menos una vez al año. Además, es recomendable acudir al odonpeditra tras un golpe  en la boca, cuando una de las mandíbulas vemos que no crece con normalidad.

Ante la menor duda, lo mejor es siempre consultar con el odontopediatra. Puedes contactar con  la doctora Lucía Diéguez desde la sección de contacto de esta web.