Los niños con trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) presentan peor salud bucal que otros niños que no tienen estas enfermedades. Uno de los motivos principales que justifican esta diferencia se encuentra en que los primeros descuidan mucho más el cuidado de su salud oral.

Esta es la principal conclusión de un estudio publicado en la revista European Journal of Oral Sciences en el que se participaron 31 menores de entre 12 y 18 años de edad y a otros 31 sin trastorno de déficit de atención o hiperactividad, y se comprobó la incidencia de diversas patologías de la boca comunes, como caries, lesiones dentales y deterioro de piezas, salud periodontal y función salivar.

No hubo diferencias apreciables en los niños con el trastorno de déficit de atención en lo que se refiere a incidencia o extensión de caries, lesiones traumáticas de las piezas dentales o prevalencia de placa bacteriana o de enfermedad periodontal.

Por el contrario si se observaron diferencias significativas en problemas como el bruxismo, el sangrado dental. La investigación advierte que los niños con trastorno de déficit de atención presentan porcentajes más elevados de sangrado de las encías, bruxismo, cepillado de dientes insuficiente, cepillándose los dientes incluso menos de un minutos, y muchos rechazan acudir a la consulta del odontopediatra. 

En clínica dental Lucía Diéguez somos especialistas en odontopediatría y contamos con la experiencia y formación necesaria para tratar a estos niños y para ofrecer a sus familias estrategias para que ayuden a mejorar los hábitos de higiene bucodental.

Fuente: Redacción Médica