Muchos de los pacientes que acuden a Centro Dental Lucía Diéguez, en Ourense, para recuperar su salud bucodental y mejorar la estética de su sonrisa necesitan varios tratamientos relacionados con las diferentes especialidades odontológicas: odontología general, ortodoncia, periodoncia, implantología… Son casos complejos que requieren de una intervención multidisciplinar para poder ser resueltos con éxito y satisfacer las expectativas del paciente.

En nuestra clínica dental cada tratamiento dental que se realiza es planificado al detalle antes de ser presentado al paciente y realizado, y en el caso de que sea necesaria la intervención de varios especialistas, se procede a elaborar un plan de trabajo conjunto. Es imposible solucionar con éxito un problema de este tipo actuando de forma individual.

Fases de un tratamiento odontológico multidisciplinar

1- Estudio del paciente y planificación. En este tipo de casos considerados de complejidad, cada uno de los especialistas evalúa al paciente para luego realizar entre todos los profesionales que van a participar en el tratamiento un plan de trabajo coordinado. Se trata de un proceso laborioso que requiere mucho estudio y esfuerzo.

2- Odontología general. Tras este primer momento y una vez que el paciente haya aceptado el tratamiento, lo que se realizan son los tratamientos de odontología general, como limpieza bucal, tratamiento de caries, extracciones de dientes o piezas dentales que no puedan ser conservadas por su mal estado… Se trata de una “puesta a punto” antes de iniciar otras fases del tratamiento más complejas.

3- Ortodoncia: se inicia la corrección de la malposición dental pero siempre teniendo presente la fase de rehabilitación dental. Esta fase no siempre será el tercer momento del tratamiento como explicaremos un poco más adelante.

4- Rehabilitación: sin una correcta sincronización entre el ortodoncista y el implantólogo el tratamiento no conseguirá los resultados óptimos ni esperados. Como indicábamos en el punto anterior, no siempre  la colocación de los implantes dentales será la última fase del tratamiento multidisciplinar.

¿Cuándo se deben colocar los implantes: antes o después de la ortodoncia?

Cada paciente es diferente y tienes unas necesidades únicas, por lo tanto dar respuesta a esta pregunta depende de cada caso.  En aquellos tratamientos multidisciplinares muy complejos en los que al paciente le faltan varias piezas dentales puede ser necesario una primera intervención del implantólogo y la colocación de coronas provisionales, ya que los implantes serán necesarios para sostener la ortodoncia.

En otros casos, la colocación del implante será el último paso, ya que previamente es necesario abrir un espacio para la colocación del implante o enderezar raíces. Existen otras razones por las que puede considerarse que lo más indicado es colocar implantes al final del tratamiento, y que  implantes y prótesis no se mueven, al contrario que el resto de dientes, por lo que colocarlos al final hace que estén adaptados a la situación ideal de los dientes del paciente, una vez acabada la ortodoncia.

Además, aquellas prótesis que se colocan en situaciones de apiñamiento o maloclusión tienen unas dimensiones adaptadas al espacio disponible inicialmente, por lo que tras un tratamiento de ortodoncia pueden tener que sustituirse, lo que supone costes y molestias innecesarios para el paciente.

En casos puntuales, sobre todo los referidos al maxilar superior, el ortodoncista puede optar por cerrar espacios con técnicas auxiliares, con minitornillos sujetos al hueso u otros elementos, lo que hace innecesario colocar finalmente una prótesis.

Conclusión

No hay una regla general para todos los casos, cada uno debe ser estudiado y analizado con detalle por el implantólogo, el ortodoncista e incluso el cirujano oral. Solo así, todo el esfuerzo que los profesionales y el paciente harán durante el tratamiento ser verá recompensado con una sonrisa amplia y bonita.