La fluorosis dental es la consecuencia de la ingesta excesiva de fluoruro desde que se nace hasta que se cumplen 6-8 años, momento en el que, aproximadamente, culmina la formación de los dientes.

La presencia en el cuerpo de elevados niveles de fluoruros interfiere en el correcto funcionamiento de las células encargadas de la formación del esmalte, los odontoblastos, alterando la maduración del esmalte dental.

La fluorosis dental leve se caracteriza por la aparición de pequeñas manchas blancas en los dientes, mientras la fluorosis grave además de motas color pardo en el esmalte, puede provocar  pequeños agujeros en los dientes. Si bien el aspecto clínico de la fluorosis dental puede responder a cualquiera de las siguientes características:

  •  Manchas de color blanco en el esmalte.
    Áreas opacas blancas y lechosas.
    Formación de fosetas y coloración parda de la superficie.
    Apariencia corroída.

Dependiendo de la gravedad la fluorosis dental, el especialista elegirá el tratamiento más adecuado que van desde tratamientos blanqueantes con peróxido de hidrógeno, hasta soluciones más definitiva como tratamientos protésicos, por ejemplo la colocación de carillas dentales o fundas en los dientes más afectados, mejorando el aspecto estético.

Para prevenir la fluorosis se recomienda:

  • consumo de agua embotellada en niños de hasta 8 años y mujeres embarazadas si el agua de la zona residencial contiene alta cantidades de flúor;
  • evitar en menores de 6 años el suministro de enjuagues dentales fluorados o aplicar gel con flúor. Seguir siempre las indicaciones del odontopediatra;
  • utilizar pasta de dientes con una concentración de flúor controlada. Es decir, en niños de hasta 6 años, la pasta de dientes no debe superar los 500 ppm de flúor.

Si tienes alguna duda sobre esta anomalía y necesitas más información acerca de sus tratamientos , no dude en ponerse en contacto con nosotros.

clínicas dentales ourense

dentistas ourense opiniones

ortodoncista ourense