¿Cuándo debe empezar a cepillarse los dientes un niño?

En torno a los seis meses es cuando empiezan a salir los dientes a los bebés. La boca debe estar completa con sus 20 dientes sobre los tres años, aunque cada niño lleva un ritmo diferente; mientras los permanentes empiezan a salir en torno a los seis años. En contra de lo que muchos piensa, los dientes de leche son tan importantes como los definitivos.

Según la Asociación Dental Americana los dientes de leche son “muy importantes” para la salud y el desarrollo del niño. Le ayudan a masticar, a hablar y a sonreír.  También guardan espacio en las mandíbulas para cuando salgan los dientes permanentes que están creciendo debajo de las encías. Cuando un niño pierde un diente demasiado pronto, los dientes permanentes pueden moverse hacia el espacio vacío que ha dejado y hacer difícil que otros dientes adultos encuentren sitio para salir. Esto puede causar que se tuerzan o apilen los dientes, por lo que será necesario realizar tratamientos de ortodoncia.

Por eso, comenzar con una buena salud oral puede ayudar a proteger los dientes de un niño en décadas venideras.

1.  Empieza a lavarle la boca a tu bebé durante los primeros días después de nacer, limpiándole las encías con una gasa húmeda y limpia o con una toallita. Puede desarrollarse una caries tan pronto le salga un diente. Los cuatro dientes delanteros de un bebé salen de las encías a los 6 meses de edad, aunque a algunos niños no les sale su primer diente hasta los 12 o 14 meses.

2. Si el niño tiene menos de 3 años empieza a cepillarle los dientes con suavidad tan pronto como le empiecen a salir, usando un cepillo de tamaño infantil y una cantidad de pasta dental fluorada no mayor a un grano de arroz. 

3.  Para proteger a esos primeros dientes aconseja también disminuir los azúcares en contacto con los dientes. Por eso es recomendable: No dejar nunca dormir al niño con un biberón de leche o de cualquier otro líquido azucarado. Darle la comida en brazos; y no mojar nunca el chupete en azúcar, miel, o líquidos dulces, por ejemplo. Para disminuir las bacterias productoras de caries los padres pueden cepillarle los dientes dos veces al día (después del desayuno y antes de acostarle) ya desde el primer diente.

4. El primer cepillo será blandito y mojado en agua (a no ser que el pediatra o el dentista indiquen poner en el cepillo una pequeña cantidad de pasta fluorada, por considerar que hay riesgo aumentado de caries).

5. Si los niños tienen entre 3 y 6 años utiliza una cantidad de pasta dental fluorada del tamaño de un guisante. Cepíllale los dientes con cuidado dos veces al día (mañana y noche) o sigue las indicaciones de tu dentista o de tu médico. Supervisa a tus hijos cuando se cepillen y recuérdales que no se traguen la pasta de dientes.

¿Cómo cepillar los dientes y cuándo ir al dentista?

La Asociación Española de Pediatría recomienda en niños menores de 2 años el cepillado lo realicen los padres, con una pasta de dientes con 1000 ppm de flúor y la cantidad similar a un “raspado o mancha” sobre el cepillo dental.

Sobre cómo cepillar los dientes a los niños en edad escolar, la AEP destaca que lo más práctico puede ser ponerse detrás del niño con su cabeza apoyada en el cuerpo del adulto. En cuanto a si utilizar un cepillo eléctrico, sostienen que pueden ser tan eficaces como uno manual a la hora de eliminar la placa bacteriana.

Por último, desde la Sociedad Española de Odontología Infantil Integrada (SEOII) ven recomendable también que desde el nacimiento se explore la cavidad oral para detectar posibles anomalías. Cuando comienzan a aparecer los dientes (dentición temporal) las visitas periódicas al pediatra y al dentista son recomendables, y durante el recambio de los dientes, fundamental. Estas visitas deben mantenerse a lo largo de la infancia y la adolescencia.