Llevar una alimentación sana y equilibrada influye en tu salud general y en tu salud bucodental. En la página de Facebook de Centro Dental Lucía Diéguez hemos indicado algunas veces qué alimentos favorecen o son contraproducentes para la salud de dientes y encías. La American Dental Association viene de publicar una lista de alimentos que deben ser consumidos con moderación para lucir una sonrisa sana y bonita.

Solemos preocuparnos de nuestra alimentación cuando queremos bajar de peso o cuando el médico nos indica que debemos seguir una dieta para evitar complicaciones o mejorar un problema de salud, pero pocas personas tienen presente la importancia de la alimentación en el cuidado de su salud bucal.

¿Qué alimentos deben restringirse en la dieta para mantener la salud bucodental?

  • Caramelos duros y alimentos pegajosos: además de presentar una excesiva cantidad de azúcar, la dureza y textura de estas golosinas pueden desencadenar problemas orales. El chicle es la mejor alternativa, pero siempre sin azúcar y sin abusar de él. Y no olvides que tras consumir caramelos o chucherías es importante realizar un adecuado cepillado dental sin olvidar el uso de hilo dental y colutorio bucal; el objetivo es eliminar todo el azúcar que se ha quedado en la boca.
  • Hielo. El hielo está para enfriar las bebidas, no para mordisquearlo. Su dureza y frialdad puede provocar la rotura de las piezas dentales, dañar el esmalte de los dientes y desencadenar un problema de sensibilidad dentaria.
  • Cítricos. Los alimentos ácidos deterioran el esmalte y favorecen la aparición de caries. Ocurre lo mismo con el vinagre o los encurtidos. Su consumo excesivo puede dañar el esmalte dental.
  • Café y té. Se trata de dos bebidas ricas en taninos que pueden provocar manchas en los dientes si su consumo es excesivo y si la higiene bucal no es correcta y completa.
  • Snacks y alimentos crujientes. Patatas fritas, gusanitos, frutos secos… presentan gran cantidad de almidón, sustancia que se queda atrapada con facilidad en los dientes acumulando placa dental. Evítalo de la misma forma que en los casos anteriores, consumo moderado y buena higiene oral.
  • Refrescos. Ricos en azúcares y con gran cantidad de ácidos, afectan al esmalte y favorecen la aparición de caries. Recuerda que la mejor bebida que existe es el agua.
  • Alcohol: deshidrata y seca la boca. La disminución en la producción de saliva fomenta la aparición de caries e infecciones orales. Además consumir alcohol puede provocar cáncer de boca. En este grupo hay que incluir el vino, sobre todo el vino tinto, con gran cantidad de taninos, como el café y el té, que pueden provocar la aparición de manchas en los dientes.

Una alimentación sana y equilibrada mejorará tu salud y ello te hará sentir mucho más enérgico, más vital. Si tienes dudas sobre qué alimentos pueden mejorar tu salud bucodental consulta a nuestro equipo; resolverá todas tus dudas de inmediato.

Cuando llenes la cesta de la compra piensa, también, en tu salud oral.