Consumo de alcohol y pH bucal

Los que sois seguidores de nuestras redes sociales, en más de una ocasión, habréis podido leer alguna referencia a los efectos que el alcohol tiene en nuestra salud oral debido a la acidez que presenta. Es más, uno de los ejemplos típicos que ponemos en Clínica Dental Lucía Diéguez en Ourense, es el del consumo de vino. Si consumes vino, siempre partiendo de la recomendación de que debe tomarse con moderación, es mejor beber vino tinto que vino blanco, ya que el primero presenta un menor grado de acidez que el segundo y, por supuesto, no lavarse los dientes inmediatamente después de su consumo, sino esperar unos 15 minutos para realizar la higiene bucal.  En esta nueva entrada de nuestro blog queremos profundizar en este tema para que tengas todas las claves necesarias para el cuidado de tu salud bucodental cuando consumas alcohol.

El pH normal de nuestra boca oscila entre 5,6 y 7,6 en una situación normal; sin embargo, cuando se consumen bebidas alcohólicas el pH de la boca desciende por debajo de 4,5 incrementando el riesgo de enfermedades bucodentales: caries, enfermedad periodontal.

Recientemente se han publicado los resultados de un estudio sobre los efectos de bebidas alcohólicas en la salud bucodental en el que se concluye que las personas dependientes del alcohol presentan una peor salud periodontal.

La bajada de los valores de pH no solo erosiona los dientes sino que también afecta a la saliva provocando que las bacterias de la cavidad bucodental se multipliquen. Sin olvidar que el consumo de alcohol reseca la boca y al reducirse el flujo de saliva las mucosas se resecan y la boca queda desprotegida, incrementándose, también, el riesgo de sufrir halitosis.

Para evitar que los dientes y las encías sufran, lo primero es consumir alcohol de forma esporádica y lo segundo no beber directamente del vaso o la copa, sino hacerlo a través de una pajita para minimizar el contacto con los dientes y reducir la erosión que provoca en ellos. Y como recomendábamos al principio de este artículo, tras consumir alcohol espera al menos 15 minutos para realizar la rutina de higiene bucodental: cepillado dental, uso de seda dental o cepillos interdentales, limpiador lingual y colutorio bucal.