Cepillarse los dientes tres veces al día al menos durante 3 minutos, usar cepillos interdentales o sedad dental y colutorio son las pautas básicas de higiene bucodental fundamentales para una boca sana. Pero no se debe olvidar la importancia de la alimentación, especialmente si se usa ortodoncia con brackets.

Los pacientes de clínica dental Lucía Diéguez, en Ourense, cuando inician un tratamiento de ortodoncia con brackets, nuestra ortodoncista, la doctora Lucía Diéguez, siempre ofrece una serie de recomendaciones para que la alimentación no interfiera en el trartamiento ortodóncico.

  • Experimenta con la preparación de los alimentos. En la mayoría de los casos no se trata de suprimir alimentos o llevar una dieta muy estricta, sino simplemente realizar un cambio en la manera de cocinarlos o consumirlos. Sobre todo durante las primeras semanas donde pueden aparecer algunas molestias por la presión ejercida por los brackets, debemos considerar el realizar una dieta más blanda de lo habitual, buscando alimentos de textura y consistencia suave: purés y sopas, alimentos cocidos, pescados, ensaladillas, y quesos suaves y yogures ricos en calcio, fósforo y vitaminas.
  • Alimentos que faciliten la higiene dental. Los brackets suelen complicar más la higiene dental, dado que muchos de los alimentos se introducen entre los mismos y son más difíciles de eliminar. Por este motivo, debemos evitar los alimentos que por su textura eviten la acumulación de comida en el aparato, como son las carnes fibrosas, alimentos que se peguen a los dientes como caramelos, gominolas, galletas, frutos secos…
  • Alimentos que eviten mantener llagas o irritaciones.  En ocasiones pueden aparecer llagas por el roce del aparato. Esto se puede ver aumentado por ciertos alimentos que entorpezcan su curación como son el caso de los cítricos y los picantes.
  • Come a bocados pequeños. La forma en la que muerdas los alimentos puede hacer que se suelte algún bracket. Toma los alimentos a bocados pequeños.