Controles con el odontopediatra desde los 3 años

¿Somos conscientes de la importancia que los controles odontológicos de los primeros años de vida tienen en el resto de nuestra vida? Como clínica dental con especialistas en Odontopediatría podemos contestar claramente a esta pregunta. Y es que todavía es necesario seguir concienciando a la población de la importancia que tiene el cuidado de la salud bucodental desde los primeros días de vida. Y es que la falta de cuidados o un mal cuidado desde el principio de nuestra vida provocará consecuencias, incluso graves, durante el resto de la vida.

Muchos de los problemas que padecemos durante la edad adulta provienen durante la infancia y la adolescencia. Por ello los niños deben acudir de forma periódica a la consulta del odontopediatra desde los 3 años de edad, tal y como recomiendan desde la Sociedad Española de Odontopediatría, de la que es miembro nuestra directora, la doctora Lucía Diéguez.

Problemas que un mal cuidado bucodental puede provocar a largo plazo

  • Alteraciones esquléticas: asimetría en el tamaño de los huesos.
  • Alteraciones en las erupciones dentarias. Pueden llegar a provocar apiñamiento que, en algunos casos, no se puede solucionar sin extracciones posteriores.
  • Pérdidas de piezas dentarias en la edad adulta. Problema que también puede solucionarse pero que requiere de intervenciones más complicadas y costosas. Una visita al odontopediatra y al ortodoncista a tiempo, a este último a partir de los 6 años, tal y como recomienda la Sociedad Española de Ortodoncia, puede evitar la pérdida de piezas dentales, mejorar la salud bucal y general y, por supuesto, mejorar problemas digestivos, de fonación y de autoestima.

Cuanto antes solucionemos algunos problemas más fácil y mejor será el resultado. Un diagnóstico precoz es la clave. Las técnicas actuales de ortodoncia permiten realizar movimientos dentario controlados para evitar estos problemas y también para corregirlos.